miércoles, 22 de octubre de 2008

Introducción (II) y Capítulo 1 (I)

Muchas veces he pensado, y supongo que como yo otras personas, que si pudiera detener el tiempo un instante y volver al pasado, cambiaría algunas cosas. Pero como bien es sabido esas cosas sólo pasan en las películas, porque el tiempo pasado no vuelve. Aunque algún día, en otro tiempo, momento o instante, se puede repetir alguna circunstancia que nos recuerde a aquel momento, aquel tiempo.
Si pudiera detener el tiempo en un instante, volver tres años atrás, sí haría cambios. Pero ¿volvería actuar de la misma forma? ¿repetiría las mismas cosas? ¿tendría el valor de hacer las cosas que no hice por miedo a perderla? Quizás sabiendo el resultado al que he llegado tal vez..., eso es algo que nunca sabré porque lo cierto es que nunca volveré a tener la oportunidad de revivir ese tiempo.

CAPÍTULO 1

No la aguantaba más. Cada día se repetía la misma historia y muchas noches se iba a casa llorando. Sin embargo, no tenía ni la fuerza ni la voluntad necesaria para hacer lo que tenía que hacer. Se conformaba con esa manera de vivir. Y eso que tenía veintidós años y toda una vida por delante. Pero el conformismo era su visión de la vida.
Su novia la agobiaba, apenas la dejaba a solas y si después de trabajar se iba con un amigo a tomarse algo, se lo recriminaba. Hasta llegar al punto de prohibírselo. Así que desde aquel día, siempre iba a buscarla al curro. Trabajaban juntas, en una cafetería pero hacían turnos diferentes. Aunque su novia había intentado una y mil veces que el jefe las pusiera juntas. Pero él no había claudicado por el momento.
Era demasiado celosa. Y sin motivo alguno, que eso era lo peor. Tenía celos de todo el mundo. De los clientes, de las clientas. Era increíble. Y sin embargo, Tatau no le daba ningún motivo. Era una chica simpática y por eso todos los clientes le tenían un especial aprecio. Sin embargo su novia era simpática cuando quería. Pero si estaba enfadada, podía ser la persona más antipática del mundo.
Hacía días que le daba vueltas a la cabeza. Necesitaba cuando llegaba a casa desconectar de todo. Y la idea de entrar en un chat hacía tiempo que le rondaba por la cabeza. Pero no se atrevía. Pasaban los días y no sabía que hacer. Si meterse en uno o no. Y si lo hacía y resultaba que coincidía con alguien que la conociera. Ay el “y si”. Siempre con sus dudas, siempre con el “y sí”.
Cuando llegaba a casa conectaba el ordenador. Se limitaba a bajarse canciones para después grabárselas en un CD. Como mucho buscaba en el google algo. No se atrevía a más. Seguía tentada a entrar en un chat. Pero en el fondo tenía miedo. “El mundo es muy pequeño” pensaba, “y si me conoce alguien”.
Un día decidió entrar en un chat. Sabía que si se enteraba se la podía cargar, pero estaba tan asqueada, que ya le daba igual. De todas formas, quien se lo iba a decir. ¿Su madre? No, su madre no, porque no entendía nada de internet. Y si le preguntaba, tenía claro lo que iba a responder “que se estaba bajando música”.
Y así fue cuando un día tras coger aire se decidió a meterse en un chat. Entró en varios hasta que encontró uno que le gustó: chicachica.com. Los primeros días no hablaba con nadie. Entraba saludaba en la general y después de estar un par de horas, se despedía y salía del chat. Eso es lo que se limitaba hacer una noche tras otra.
Un día una de las chicas del chat le hizo un privado. Se sorprendió, pero siguió con su particular norma de no contestar. Pero la chica parecía dispuesta a recibir una respuesta y siguió insistiendo aunque lo hacía con un particular estilo, esporádicamente y sin ser pesada. Se fijó en la general y se dio cuenta de que era una de las más conocidas en el chat y además parecía que a todas les caía muy bien. Así que esa desconocida le llamó la atención y cuando ya no pudo resistirse más decidió contestar el privado, porque se mostró intrigada por alguien que había despertado su curiosidad. Y lo había hecho de una forma que ni se podía imaginar, poniendo una poesía en la general a petición popular.

10 comentarios:

Anubis dijo...

Para qué pensar en el pasado e imaginando haber tomado otra decisión? En aquel momento te pareció la adecuada.

A mí no intentes controlarme porque no te dejaré; ni lo hago, ni me gusta que me lo hagan.

Tanais dijo...

Empieza la función...¿Que pasará en el siguiente capítulo?????

Me alegro de q vuelvas a escribiur!

Canby dijo...

Seguire el relato...a ver si me sorprendes con este,jeje.

tortuguita dijo...

Coño con anubis, no?????

¿Pasa algo y yo no me he enterado???

anubis, bonita, si dentro de un par de meses leemos posts tuyos muerrta de amor por suassi, y sometida como un corderito, reiremos taaaaaaaaaaaanto!!!!!

Es una coña, eh? de hecho no sé si tienes blog (ahora lo miro), es que me ha hecho gracia lo de "no intentes controlarme", como me da la impresión de que la que escribe es tatau, vamos, no la celossa enfermiza....Ea. que se me va la pinza...

Suassi, que sigas, hija, que me haces comerme las uñitas!!!

Lun@ dijo...

Bien....me llama la atención que el tema de los chats, son parte de tus novelas.
Ahi se enjendran las historias...puedo hacerte una pregunta?
eres una experta en ellos?
me puedes dar unas pequeñas lecciones?
Un besazo y no me hagas caso jajajajaj.

Anubis dijo...

Oye tortuguita, Suassi ya sabe que no va por ella ni por nadie. Y también sabe la explicación del comentario.

Aparte, yo escribir post dulzones, pastelosos y babeantes de amor? El día que me emborrache............jajajajajaj

Suassi dijo...

Anubis: Tomé la decisión demasiado tarde. Dos años..., bueno, ya entenderás por qué, a medida que vaya colocando los capítulos. Pero sobre todo tomé la decisión porque no me quería morir y me estaba muriendo y lo más duro, sin poder hacer nada para evitarlo. Y porque realmente ella prefería seguir viviendo su "vida", y me di cuenta de que nunca lograría abrirle los ojos.
No intentaba controlarla, sólo intentaba abrirle los ojos para que un día no apareciera muerta!
Ya veís esta novela está basada en hechos reales.

Tanais: Sí, empieza la función. Bueno esto no ha hecho nada más que empezar. Pues cuando lo ponga lo averiguas (aunque vuelves a jugar con ventaja, jodida).

Canby: No sé si te sorprenderé o no. Lo que estoy segura de que el final es el que es, y no se puede cambiar porque fue ese!

Tortuguita: Vaya, ya me quieres emparejar? Deja, deja, que de momento "mi amor" es la única chica que me interesa!! Perdona, Anubis, igual eres un encanto y estás para mojar pan y chuparse los dedos, pero, estoy enamorada de ella.
Ah, y no te comas las uñas que no está bien. Pero me alegro en el fondo porque eso quiere decir que te enganchas y que te gusta lo que escribo.

Luna: Bueno el tema de los chats, es como otro cualquiera, en vez de una cafetería, un restaurante, una discoteca o un pub, son los chats los puntos de encuentro. Y no sé, lo de los chats no está muy visto, no?
Pero tranquila, no soy experta en chats. Hace mucho tiempo que no entro en ninguno. Desde que lo dejé con mi ex.

Besets

M dijo...

Ya seguimos con las intrigas y dolores de barriga. Veremos como sigue...

Por cierto: ¿alguien me puede decir como se hace para añadir lo de las actualizaciones de los blogs? Lo he viesto en varios de vuestros blogs y no he sabido encontrar la manera de hacerlo.

lylo dijo...

QUe bien , por fin los nuevos capítulos! ES una pequeña alegría del día poder leer uno de tus capítulos antes de irme a dormir!

Besitos!!!

JD dijo...

eee chats de por medio de nuevo...que pasara??