viernes, 24 de octubre de 2008

Capítulo 2 (I)

No tenía ganas pero sabía que tenía que encender el ordenador y ponerse a escribir. Llevaba días que no lo hacía y ya no podía demorarlo por más tiempo. Si quería cumplir el plazo tenía que sentarse delante del ordenador y ponerse en marcha. Se fue a la habitación pequeña y dio la luz. Se dirigió directamente al ordenador y lo encendió. Se sentó delante del teclado y abrió su carpeta de documentos y buscó “Ese beso que pretendía darte y no te di”. Así se llamaba el libro que estaba escribiendo. De repente sintió la tentación de meterse en el chat. Últimamente entraba poco y la verdad es que echaba de menos las charlas con las chicas. Sabía que si lo hacía se iba a quedar en él y adiós el trabajo. Pero lo hizo. Entró en el chat y empezó a saludar a las que para ella eran sus amigas. No conocía personalmente a ninguna de ellas, pero ya hacía dos años y pico que chateaba en el mismo chat y para ella lo eran. De repente Alma -la primera de las chicas que había conocido en el chat- le hizo un privado.
- Hola Patri qué tal. Oye tengo que decirte algo. Estás ocupada.
- Hola Alma, no tranquila no estoy ocupada. Dime qué me quieres contar.
- Es que ha entrado una chica que es de tu pueblo. Y pensé que querías saberlo.
- ¿Ah sí?
- Sí, pero tranquila, no sabe que tú también eres de allí. No se lo he dicho.
- Gracias Alma. Oye, ¿te acuerdas del nick que tiene?
- Sí, Tatau.
- Y ¿ahora está?
- No, suele entrar un poco más tarde. Lleva entrando toda la semana y estaba esperando a que entraras para contártelo.
- Gracias. Bueno y durante estas semanas que no he entrado en el chat, ¿ha habido alguna novedad?
- No ninguna. Todo sigue igual. Ada con sus cuentos de siempre. La verdad es que te hemos echado de menos. Echamos de menos que nos pongas toda la pantalla azul con tus poesías.
- Ja, ja, ja. Con mis poesías o con mis tonterías?
- Je, je, je. Bueno con todo. Es que tú animas el chat siempre que entras.
- Claro soy ¡la alegría de la huerta!
- Mira acaba de entrar. Suele saludar cuando entra pero después apenas dice nada.
- No sé si hacerle un privado o qué.
- Claro házselo a ver qué te dice.
- Vale ahora se lo voy hacer. Ya te diré como me va.
Patri dejó la conversación con Alma y le hizo un privado.
- Toc, toc ¿se puede?
No obtuvo respuesta. No le contestó. Pero eso a ella no le preocupaba. Siguió insistiendo.
- Toc, toc ¿se puede? ¿Hay alguien en casa?
Pero seguía sin obtener respuesta. Así que no insistió más. Se puso hablar en la general con todas las demás. Esperando a ver si obtenía respuesta a su privado. Pero seguía sin que le contestara.
Sombra le pidió a Patri que les pusiera una poesía suya o que sacara un tema de conversación para que así todas salieran de los matorales -así llamaban a las conversaciones privadas que mantenían en el chat-.
Patri dijo:
- Bueno, es que tengo que venir para animar la fiesta o qué.
- Claro -contestó una de las chicas-, cuando no estás te echamos en falta. Eres la alegría de la huerta.
- Ja, ja, ja. ¡Ya será para menos!
- Venga no te hagas de rogar y ponnos una poesía, hace tiempo que no vemos ¡la pantalla toda azul! -dijo otra de las chicas-.
No le hacía falta mucho para que la convencieran. Además le gustaba que opinaran de sus poesías. Eran sus críticas favoritas. Porque siempre encontraba toda clase de opiniones.
- Bueno, venga os pongo una. Se llama “Me acaricias por dentro”:
“Hablamos, reímos y me acaricias por dentro.
Soñamos, sentimos y me acaricias por dentro.
Lloramos, discutimos y me acaricias por dentro.Me acaricias por dentro,
qué sensación tan grata
notar como recorre por mi cuerpo
ese cosquilleo que me acaricia por dentro.
Me acaricias por dentro
y no lo sabes.
Me acaricias por dentro
y me lo callo.
Me acaricias por dentro.
Me acaricias por dentro.
Me gusta que me acaricies por dentro.
Ilusión, deseo, pasión
y me acaricias por dentro.
Timidez, palabras y la expresión
me acaricias por dentro.
Sueño contigo y me acaricias por dentro.
Suena el teléfono y me acaricias por dentro
Recibo un mensaje y me acaricias por dentro.
Me acaricias, me acaricias, me acaricias por dentro.
No son simples palabras
esto son hechos
que es verdad
que tú, me acaricias por dentro.
Difícil de explicar por qué
pero tan fácil es
que me acaricias por dentro.
Me acaricias por dentro
y me encanta.
Me acaricias por dentro
y me basta.
Me acaricias por dentro
y me siento bien
me acaricias por dentro
y no sé por qué es.
Me acaricias por dentro
qué más puedo decir
si cada vez que hablo contigo
es mi sentir.
Me acaricias por dentro
me gusta esa sensación,
sentir ese cosquilleo
que llega hasta mi corazón.
Me acaricias por dentro.
Me acaricias por dentro.
Y no lo dudes nunca
que tú, me acaricias por dentro”.
Mientras estuvo escribiendo la poesía en el chat ninguna de las chicas dijo nada.
- Bueno ya está. Qué os parece.
- Vaya es una poesía muy calentita –dijo Espe-.
- ¿Calentita, a qué te refieres?
- Pues eso ¡sexo duro!
- Je, je, je. -se rió Alma- Cómo se nota que tú de poesía no entiendes nada, Espe.
- No, no entiendo nada de nada. Ji, ji, ji. Pero entender sí que entiendo eh!
- Nada de sexo, Espe. Acariciar por dentro significa para mí el cosquilleo que sientes cuando estás junto a la persona que amas -le contestó Patri-.
- ¡Ah! Es que hija lo has dicho de una forma, ¡que ya me imaginaba lo qué estabas haciendo!
Todas se rieron y empezaron a comentar qué les había parecido la poesía. A la gran mayoría le había gustado.
Patri decidió volver hacerle un privado a Tatau. A ver si esta vez tenía más suerte y le contestaba.

6 comentarios:

Anubis dijo...

Me gusta, sobretodo la poesía. Y quien te haya leído antes ya conocía el significado de las caricias...

Tanais dijo...

Pero bueno! q mal pensadas las del chat! jajajaja

La poesia es preciosa...

Canby dijo...

Pues si q mal pensadas las del chat!!!a mi tb me gusta la poesia.Esperando el siguiente.
BEsos

Lun@ dijo...

Me encantó cuando la leía por primera vez, y de nuevo haces que la descubra.
Es poesía pura y dura (sin dobleces eehhh?..jajaja)
Un beso y te sigo.

pequeño desastre dijo...

Joer... en un momento me había parecido que estaba leyendo un fragmento de tu anterior novela y me he puesto a mirar si le había dado bien al enlace!! xDDD

Me gustan los detalles recurrentes de una historia a la otra... No me explico, pero me entiendo... como Espe xDDDDDDDD

Besicos ^^

Suassi dijo...

Anubis: Me alegro de que te haya gustado la poesía y ya sé que quien me haya leído conocía lo que significa acariciar por dentro. Pero cuando la puse en el chat, te juro que los comentarios de Espe fueron esos!

Tanais: Ya ves, hay gente que no sabe leer entre líneas. Me alegro que te haya buscado la poesía. Un día pondré, si no te molesta, la que te escribí cuando nos conocimos!

Canby: Ya te digo! Si es que hay gente muy mal pensada!!! Si puedo mañana (bueno mejor dicho en unas horas) pondré el resto del capítulo.

Luna: Doblemente gracias porque te gustara la primera vez y porque te haya vuelto a gustar y que te haya hecho descubrirla de nuevo. Gracias por seguirme.

Pequeño desastre: Bueno, en cierto modo tienen similitudes. En la anterior y en esta trato de que se vean las dos versiones. No sé, me gusta hacerlo así. Y tranquila, que yo sí que te he entendido a qué te referías.

Besets a todas y gracias por seguir mi novela.