miércoles, 30 de julio de 2008

Capítulo 14

Se despidieron de sus amigas. Y salieron del bar. En la calle, Patris le dijo a Anne que a dónde quería ir.
- Cielo, dónde quieres que vayamos?
- Has pillado un hostal?
- Sí.
- Pues vamos allí. Quiero estar a solas contigo.
- Como quieras.
Se marcharon al hostal. Subieron a la habitación y nada más entrar Anne volvió a besar a Patris. Se fundieron en un nuevo beso que les precipitó a la cama. Patris empezó a acariciar a Anne, mientras seguían besándose. Anne respondió de la misma forma. Se separaron un instante. Patris le dijo a Anne:
- Cielo, te quiero con locura.
- Y yo también. Cuanto tiempo he estado deseando que llegara este momento.
- Y yo. Te quiero, Anne.
- No me has pedido un beso?
- Jajaja, no me has dado tiempo!
- Me lo hubieras pedido?
- Tú que crees -le respondió Patris-.
- Conociéndote como te conozco deduzco que sí.
- Sí, pero que sepas que no me has dado tiempo a pedírtelo.
- No, no te he dado tiempo. No quería que se repitiera la historia. - Tú crees que se hubiera repetido?
- No, no se hubiera repetido.
Volvieron a besarse. Estaban echadas en la cama. Acariciándose. Cuando Patris le dijo a Anne:
- Estás segura de lo que hacemos?
- Sí, muy segura. Y me apetece. Tú no lo estás?
- Sí, pero no quiero forzarte a nada. Sólo quiero que tú lo desees.
- Lo deseo desde hace tiempo. Deseo sentirte, deseo amarte.
- Te quiero.
Patris empezó a desnudar a Anne. Empezó a besarla por el cuello. Mientras le acariciaba la espalda. Después empezó a susurrarle en francés. Le dijo lo mucho que la quería. Anne tenía los ojos cerrados. Sentía todo lo que Patris le decía, sus caricias. Hicieron el amor. Era la primera vez que Anne se había acostado con una mujer. Se lo confesó después a Patris. Patris la besó dulcemente. Se abrazaron. Se estaban quedando dormidas.
- Cielo, te estas durmiendo.
- Sí, estoy como en una nube.
- Son las cuatro de la mañana. Te tienes que ir?
- No, le he dicho a mi madre que me quedaba en casa de Sandra.
- Ah si?
- Sí. Sandra me dijo que me tenía que quedar en su casa. Que iba a estar sola, que sus padres no iban a estar y así nos pasaríamos la noche por ahí de fiesta.
- Chica lista tu amiga, eh!
- Sí. Creo que se imaginaba que al final íbamos a estar tú y yo juntas esta noche.
- Sí. Recuérdame mañana que le de las gracias.
Se besaron, volvieron a hacer el amor. Al final se quedaron dormidas abrazadas.
Patris se despertó. Miró a su alrededor y se frotó los ojos. Había sido un sueño? Era real todo? Cerró de nuevo los ojos. Los volvió abrir. Sí, era real. Anne estaba dormida a su lado. Se acercó suavemente a ella y la besó. Anne se despertó.
- Ummm, que despertar más tierno.
- Perdona, no quería despertarte, pero no he podido frenar el impulso de besarte.
- Me das otro beso?
- Sí, claro. Si por mi fuera no dejaría de besarte.
- Te has dado cuenta de una cosa?
- De qué, cielo.
- De que esta vez te lo he pedido yo.
- El qué?
- El beso.
- Jajaja, es verdad!
- Venga tontaina, ya tardas.
- Tardo?
- Sí, en darme el beso.
- Es que me gusta hacerme de rogar. Ahora eres tú la que me lo pides, y yo me hago la interesante. Para que así lo desees más.
Patris se acercó a Anne y la besó. Siguieron besándose. Empezaron de nuevo a acariciarse. Y volvieron hacer el amor.
- Te amo -le susurró Patris a Anne-.
- Yo también.
Eran las doce de la mañana. Anne tenía que volver a casa. Pero tuvo una idea. Llamó a Sandra y le dijo que si quería seguir siendo su cómplice. Sandra le dijo que le contara qué tal había ido. Anne le dijo que genial, pero que ahora no podía contarle nada. Le pidió a Sandra si podía decirle a su madre que se quedaba a comer con ella. Sandra le dijo que sí, que no había ningún problema. Así que Anne llamó a su madre.
- Hola, mamá.
- Hola.
- Oye que al final me quedaré a comer con Sandra. Así aprovecharemos después para estudiar. El lunes tenemos que entregar un trabajo y lo tenemos que acabar.
- Vale.
- Mamá.
- Dime.
- Te parece bien que esta noche me vuelva a quedar a dormir en casa de Sandra.
- Otra vez?
- Sí, así mañana nos levantaremos temprano y terminaremos el trabajo.
- Vale, como quieras.
Anne se despidió de su madre. Colgó el teléfono y le dijo a Patris:
- Está todo solucionado.
- Solucionado?
- Sí, solucionado. No te vas a poder deshacer de mí. Hasta mañana a la hora de comer, me quedaré contigo.
- De verdad?
- Sí, de verdad. He llamado a mi madre y le he dicho que me quedo en casa de Sandra a comer, que tenemos que hacer un trabajo y que entre hoy y mañana lo acabaremos. Así que hasta mañana al mediodía me tendrás a tu merced!
- Ummm, que bien suena eso!
- Sí verdad!
- Sí.

3 comentarios:

Tanais dijo...

q bonitooooooooooooooooooooooooooooooooo! buen plan jejejejejejejeje
sigue escribiendo

M dijo...

Joooooooo, y ahora que??? jajaja
Ya los leí todos del tirón, mientras iba leyéndolos se me iba dibujando una sonrisa en la cara. Q bonitooooooo.

Ahora a esperar el 15!

Suassi dijo...

Bueno, Tanais me alegro de que te parezca bonito. Si es buen plan, eh! jajaja. La verdad es que ya he escrito diez capítulos más. Ahora mi ritmo es más pausado. El lunes empecé a currar y uff, me cuesta ponerme. De todas formas aprovecho el insomnio para escribir.

M, me alegro haber podido dibujar una sonrisa en tu cara. Y también que te parezca bonito.
Bueno, ahora pondré el 15, a ver si os gusta.

Besitos