lunes, 14 de julio de 2008

Capítulo 6

Poco a poco pasaron los días y ya quedaba poco para que llegara el día de conocerse. Patris llamó a Anne como siempre.
- Hola cielo, qué tal estás?
- Bien y tú? Has tenido mucho trabajo hoy?
- Sí como siempre, he ido muy liada. Anne había pensado que si quieres, podemos vernos en Valencia. Podrías ir en tren desde Castellón a Valencia y allí iría yo a recogerte, así podríamos pasar el día allí. Te parece bien?
- Sí, es buena idea. Aunque no sé cómo lo tengo que hacer para que mi madre no se entere.
- Dile que te vas todo el día a la playa. Te llevas la toalla y ya está.
- Bueno ya le diré algo. Le diré que he quedado con mis amigos de Valencia.
- Con tus amigos de Valencia?
- Sí, es que cuando vienen mis amigas a Castellón un día nos vamos a Valencia porque tenemos amigos allí.
- Vale, perfecto. Sabes...
- Qué?
- Tan sólo falta una semana para que nos conozcamos.
- Sí, ya queda poco.
- Anne, igual te parece una tontería pero....
- El qué?
- Te iba a decir que si tienes ganas de conocerme.
- Claro, tonta, tengo muchas ganas.
- Yo también, uff, no sabes cuantas.
Siguieron hablando durante cuatro horas más y después se despidieron. A la mañana siguiente Patris nada más despertarse le envió un sms a Anne para darle los buenos días. Ya era un costumbre para ella.
El sábado antes de conocerse, Anne llamó a Patris. La llamada le sorprendió.
- Hola qué tal?
- Muy bien, trabajando. Anne estás bien, ha pasado algo?
- Sí, sí, estoy bien. Bueno no ha pasado nada, lo único es que he discutido con mi madre, como siempre.
- Y por qué has discutido con tu madre? Qué ha pasado?
- Pues por lo de siempre. Quería que le acompañara a la playa y le he dicho que prefería quedarme en el apartamento.
- Y por eso has discutido con tu madre?
- Es que me ha dicho que fuera y le he dicho que no quería ir a la playa, que prefería quedarme en casa. Joer, es que si voy a la playa no puedo hablar contigo porque ella está delante y si me ve mucho con el móvil se enfada.
- O sea, que no quieres ir a la playa para poder hablar conmigo?
- Sí, sí, sí. Pero eso no ha sido lo malo. Sabes que ayer te comenté que le dije lo de ir a Valencia? Pues me ha dicho que me olvide de ir a Valencia mañana.
- No vas a ir Valencia? Joer, joer, joer.
- Eso digo yo, joer. Y ahora qué vamos hacer? No nos podremos conocer?
- Bueno, si Mahoma no va al a montaña, la montaña irá a Mahoma. Cogeré mi coche y en vez de ir a Valencia iré a Castellón directamente y pasaremos el día allí. Te parece bien?
- Vendrás a Castellón. Quieres venir con tu coche a Castellón?
- Claro qué más da ciento y pico kilómetros más? No me importa, lo único que me importa es conocerte y es lo que voy hacer mañana, cielo.
- Guay, gracias.
- Te puedo pedir una cosa, Anne?
- Sí, claro, lo que quieras.
- Por favor no hagas enfadar a tu madre, no vaya a ser que mañana te castigue y te obligue a quedarte en casa.
- Tranquila, no la cabrearé. Espero que no me pique mucho, porque sino, igual pierdo los nervios, y le contesto.
- Pues muérdete la lengua, Anne, por fa, para que no te castigue, porque si lo hace no nos podremos ver.
- Vale, lo haré, quédate tranquila.
Se pasaron dos horas más hablando. Era la hora de comer y tenían que dejar de hablar. Pero después de comer, Anne le hizo una perdida a Patris para que la llamase. Se pasaron toda la tarde hablando. Y hacia las nueve, a Patris se le acabó la batería. Pidió un móvil a un amigo y llamó a Anne.
- Perdona cielo, pero es que el móvil se ha muerto, quiero decir que me he quedado sin batería. Le he pedido a un amigo que me dejara el suyo para poder hablar contigo. Ahora voy a casa y te llamo, vale? Tardaré diez minutos.
- Tranquila, no hace falta, ya hablamos más tarde. Sigue viendo los partidos de fútbol sala. Que seguro que no has visto ninguno entero y así después cómo vas a hacer la crónica?
- Jajaja, la verdad es que los estaba viento pero como si no lo hiciera. De todas formas, ya estoy oficialmente de vacaciones y no tengo que hacer la crónica del campeonato.
- Jajaja, ya lo sé.
- Voy a casa y te llamo vale, que mi amigo me está diciendo que corte.
- Jajaja, vale, como quieras.
- Oye, ya lo sabes, no?
- El qué?
- Que te quiero. Patris cogió el coche y se fue a su casa. Cuando llegó puso el móvil a cargar y al minuto de estar cargándose, llamó de nuevo a Anne. Siguieron hablando hasta las tres y media de la mañana. A esa hora, Anne le dijo a Patris que era mejor dejarlo ya, porque tenía que descansar porque sino tendría sueño para viajar. Se despidieron. A las dos les costó conciliar el sueño. Estaban nerviosas porque en unas horas se iban a conocer por fin.

3 comentarios:

el_deseo dijo...

ahora lo entiendo todo...ya se yo xk hay tanto imsomnio x la vida;) a k si??k fuerte k fuerte me as dejao justo en el momento.....aiii! anda mujer...ponme un capitulin de na antes de irte a roma...anda....pooorfa:)
buen viaje wapisima un muuuakk

Tanais dijo...

jajajaj q cabrona, si no llegoa conocer la historia TE MATARIA X DEJARLO ASÍ!!!!

Suassi dijo...

Ya sé que soy mala!!!! Pero eso lo hace mas interesante, no?

Desde roma no puedo poneros mas capitulos, pero cuando vuelva el lunes, lo primero que haré sera poneros el "encuentro"

Muchos besos!!!!