miércoles, 6 de agosto de 2008

Capítulo 18

Los días y las semanas iban pasando. Cada vez el amor iba creciendo entre las dos. Seguían hablando por el messenger. Haciéndose perdidas durante todo el día. Era la forma que tenían de recordarse que pensaban la una en la otra.
La Navidad ya había llegado. Patris ya estaba preparando su viaje a Zaragoza. Iría la primera semana de enero, en vacaciones. Pasaría una semana con Anne. Le volvería a dar otra sorpresa. Le gustaba sorprender a su amada.
Era nochevieja. Anne había quedado con sus amigas. Se iban a una macro fiesta que daba una discoteca. Estaba bailando y se le acercó una chica.
- Hola.
- Hola.
- Vaya movida que han montado!
- Sí, hay mogollón de gente.
- Cómo te llamas?
- Anne. Y tú?
- Bea. Te apetece tomar una copa?
- Vale.
- Tienes novio?
- No, no tengo.
- Y pareja?
- Sí, pareja sí.
- Vaya una lástima!
- Sí.
- Sí.
- jajaja, para quién?
- Para ella!
- Para ella?
- Sí.
- No, ella es muy afortunada y yo también!
- Quieres bailar?
- Vale.
Empezaron a bailar. Bea se arrimaba a Anne y la provocaba. Anne seguía bailando sin dar importancia a las provocaciones de la desconocida. De repente la empujaron y cayó encima de Bea y ésta le plantó un beso en los labios. Anne estaba aturdida. No sabía por qué. Si lo que la había aturdido era el beso o es que había bebido demasiado.
Bea la cogió de la mano y se la llevó a un sitio más tranquilo, y donde apenas había gente. Allí la atrajo para si y la besó. Anne la empujó, pero de nuevo Bea la besó. Anne no pudo zafarse del beso y sin querer lo devolvió. Bea empezó le puso la mano en un pecho y empezó a jugar con su pezón. Anne estaba desorientada. Sentía un impulso irresistible de seguir, pero le vino a la cabeza Patris. Intentó frenar a Bea pero su impulso era más fuerte. Estaba excitada. Bea le había metido la mano por debajo de la falda. Había apartado sus bragas. Anne no tenia fuerzas para resistirse. Bea dejó de besarla. Y bajó su cabeza... Anne no aguantaba. Estaba a punto de explotar. Se echaron en el suelo.
- Te gusta?
- Sí, pero no debo. Mi novia...
- Tu novia no está y ella no puede darte lo que te doy yo ahora. Te voy a follar.
- No, no lo hagas...
- Estás tan caliente como yo y lo deseas tanto como yo.
- No... no quiero... Creo que he bebido demasiado...
- Lo deseas, verdad?
- Ummm... no...para...
- No, no quieres que pare.
- Sí... te he dicho que pares.
- Ya, pero no quieres. Quieres que te folle?
- No... por favor... no...
Bea siguió en su empeño. A Anne apenas le quedaban fuerzas para resistirse. Empezaba a desear que lo hiciera. No quería pero lo estaba deseando. Así que terminaron follando.
Anne estaba echada en el suelo, medio desnuda. A su lado estaba Bea dormida. Anne se echó las manos a la cara. Qué había hecho se preguntó. Cómo, por qué. Esas preguntas retumbaban en su mente. Cómo había sido capaz de follar con una desconocida. Por qué había traicionado a Patris.

5 comentarios:

el_deseo dijo...

hostisa...nose..solo se me ocurre eso..k gore tia

Tanais dijo...

Mucho no amaría a Patris, si de verdad la quisiera no lo hubiera hecho. Por qué eran pareja, no? Grrrr brujas todas jajajajajajajaja.

marigel dijo...

Uy, qué bien!
Ya puedo comentar!
Pues esto se pone que arde.
Y, me va a perdonar tanais, pero yo creo que eso pasa y no es que no se quieran. Es que la ausencia es muy dura y que el sexo y el amor no son lo mismo. Ya sé que no soy politicamente correcta...
Bueno, niña, me encanta tu novela. Sigue que me tienes enganchada.

M dijo...

Vaya giro. Eso que ha hecho Anne no me ha gustado un pelo,ya se que el deseo después de tanto tiempo separadas tenía que ser muy fuerte pero no lo justifica. Veremos que es lo que pasa ahora....

JD dijo...

YA ESTOY AKIIIIII Uyyy que calenitio se ha puesto esto... no me esperaba que diera un giro asi ni de coña asi que no voy a seguir comentando me voy a seguir leyendo que me muero de intriga.