domingo, 3 de agosto de 2008

Capítulo 16

Se fundieron en un beso. Patris volvió a desnudar a Anne y le hizo el amor de nuevo. Pasaron casi todo el día en la cama. Patris lo tenía todo controlado. Había pedido que les trajeran a la habitación algo de comer. Antes le había preguntado a Anne si quería salir a dar una vuelta. Ir a comer por ahí. Anne le había dicho que no. Que no quería moverse de la habitación. Que quería disfrutar de cada segundo, estar con ella.
Llegó la noche y Patris le dijo a Anne que estaría bien que quedaran con sus amigas para cenar. Anne no quería. Pero Patris la convenció.
- Cielo, vamos a cenar con ellas. Es lo menos que podemos hacer. Gracias a Sandra, que ha sido mi cómplice, estamos juntas.
- Jooo, yo quiero estar sólo contigo. No quiero compartirte con nadie. Y estoy segura de que si vamos a cenar con ellas te tendré que compartir. Mis amigas te bombardearán a preguntas. Ya verás.
- Jajaja, estoy segura que sí. Que lo harán. Pero lo más lógico es que quedemos con ellas. Te parece bien.
- La verdad, es que no me parece bien! Jajaja.
- Bueno, las llamas y quedamos.
- Sí.
Anne llamó a sus amigas. Quedaron en verse en un par de horas. Patris se metió en la ducha. Cuando estaba duchándose, Anne entró en el baño y le dijo:
- Sabes lo que me apetece hacer?
- No lo sé, cielo, pero lo intuyo.
- Jajaja, si es que eres una chica lista, eh!
- No sé, no sé.
- Me apetece ducharme contigo. Me enjabonas la espalda.
- Anne, a mí me encantaría. Pero si lo hacemos nos vamos a liar y no llegaremos a la cena.
- Venga...
- Cielo, no me puedo resistir.
Se ducharon juntas. Patris le enjabonó la espalda, suavemente. Después le quitaba el jabón con la mano y la besaba. Le pasaba la lengua por la espalda, después la giró hacia sí... Anne se estremecía de placer, sus espasmos crecieron cada vez más... Volvieron hacer el amor bajo el agua de la ducha.
Les quedaban media hora para vestirse y llegar al bar donde habían quedado para cenar. Llegaron cinco minutos tarde. Allí estaban Sandra, Ali y Angi. Se saludaron.
- Hola, vaya, qué caras!
- Caras?
- Sí, de felicidad. No sé. Es la primera vez que le veo a Anne esa expresión –dijo Ali-.
- Sí, yo también –añadió Sandra-. Aunque Anne tienes un poco de ojeras. No has dormido bien?
- Jajaja, dormir? Claro, pero poquito!
- Ah si? –contestó Angi-.
- Claro, tú que crees. Hemos estado toda la noche hablando.
- Sí, sí, hablando. Estoy segura de eso.
- Lo dudas? –le contestó Anne-.
- Bueno, chicas, qué queréis para cenar? –dijo Patris-.
- No sé, por qué no pedimos unas tapas?
- Vale.
Cenaron y después se fueron a tomar unas copas. Las amigas de Anne a la mínima que tenían le preguntaban qué tal le había ido con Patris. Anne, sonreía. Les dijo que era muy feliz y que ya les contaría otro día qué tal había ido todo. Lo único que les dijo es que Patris era encantadora. Que la había sorprendido.
- No os podéis ni imaginar. Nos acabábamos de levantar. Estaba hablando con mi madre. Y me dijo ahora te voy a sorprender. Empezó a hacer la cuenta atrás desde diez y de repente tocaron a la puerta de la habitación.
- Qué dices? –les dijeron al unísono todas-.
- Eso, que en eso tocaron a la puerta.
- Y?
- Y me dijo que abriera. Abrí y apareció un chico con un ramo de rosas impresionante.
- Un ramo de rosas? Joder qué bien! –le dijo Sandra-.
- Sí y con tarjetita y todo. Es un encanto.
- Sí, se nota que es un encanto y que te quiere con locura.
- Sí, eso no lo dudo.
Patris estaba bailando. Sabía que Anne necesitaba hablar con sus amigas y que sus amigas querían hablar con ella. Así que por eso había decidido ir a bailar. Se sentía de todas formas controlada. Sus amigas de vez en cuando la miraban y sonreían.
Anne siguió hablando con las tres:
- Sabéis, nunca me hubiera imaginado que me pillaría por nadie tanto como estoy pillada por Patris.
- Joder Anne –le dijo Angi-, si me dan ganas a mí de convertirme en lesbiana!
- Y a mí también! –dijeron al unísono Ali y Sandra-.
- Bueno si queréis os convertís pero una cosita que os quede clara, eh! Patris es mía!
- Jajajaja, sí, sí. Y no tendrá Patris un clon? –preguntó Angi-.
- Jajaja, estaría bien! –dijo Sandra-.
Patris volvió a la mesa. Les preguntó que tal se lo estaban pasando. Le guiñó el ojo a Anne. No hacían falta las palabras. Se veía muy claro que con las miradas se decían en cada instante que se querían. Pasaron dos horas más y al final salieron del pub.
- Bueno, chicas, qué queréis hacer ahora? –preguntó Patris-.
- Cómo que qué quieren hacer ahora? –dijo Anne-. Ahora se van a casa y nosotras al hostal, jajaja.
- Bonita forma de decirles a tus amigas que nos dejen a solas, eh!
- Sí, sí, pero tranquila, Anne es así –contestó Sandra-. De todas formas, estoy cansada y sí que me voy a dormir.
- Nosotras también nos vamos –dijo Ali-, que también es tarde.
Se despidieron. Anne y Patris se marcharon al hostal. Nada más cerrar la puerta de la habitación. Patris cogió a Anne de la cintura la atrajo hacia ella y la besó. Anne tras el beso le susurró que la quería y empezó a mordisquearle la oreja. Volvieron hacer el amor y después se quedaron dormidas.

6 comentarios:

Tanais dijo...

ayyyyyy! ya estoy deseando leer el siguiente :P

el:deseo dijo...

jajja k bonitooo lo k te digo k hay muuchas lectoras ya

M dijo...

No te vamos a dejar descansar, en cuanto puedas ya estas subiendo el 17 :P

marigel dijo...

UFFF!!
Lo conseguí!!!
Por fin he conseguido saber cómo hacerte un comentario.
Te leo desde el principio del blog.
No sé cómo llegué hasta tí, pero te leo desde hace muchísimo.
Y no conseguía saber cómo hacerte un comentario.
Bueno, pues éste vale por 16: me gusta mucho lo que estás escribiendo.
Un saludito, vale?

Suassi dijo...

Bueno, pues a ver, esta noche tengo cenita, así que supongo que sobre la una y pico, llegaré a casa. Intentaré poner el capítulo 17.

M, intentaré poner un capítulo diario!!!

Marigel, me alegro de que al final hayas podido dejar un mensaje y que sigas mi blog desde el pricipio. y también me alegro que te guste mucho mi "novela".

Bueno, si tengo un ratito, prometo pasarme por vuestros blogs. Si mi jefe no deja de darme por saco!!!!

Mármara dijo...

Me he dado una vueltecita por tu blog y me he divertido mucho con "tus cosas". Incluso he quedado intrigada con el asuntillo de "tu amor". Me ha gustado como cuentas las cosas que te pasan, las que sientes, lo que deseas...
Si me permites la sugerencia, igual estaría bien que abrieras un blog para tu novela y siguieras compartiendo tus reflexiones aquí.