martes, 26 de agosto de 2008

Abrir los ojos y darte cuenta

El viernes me di cuenta de que estaba totalmente equivocada, confundida. Tal vez no sabía distinguir bien los golpetazos de mi corazón, pero lo cierto es que por fin empiezo a entender qué significan. A ver si me explico.
El viernes inesperadamente apareció "mi amor", hacía quince días que no la veía porque estaba en Madrid cuidando a su abu. Y cuando la vi el corazón no me dio un vuelco, ni empezó a latir con más rapidez de lo habitual. No, eso ya no pasó. Ni tampoco me acarició por dentro (la caricia por dentro es lo que la gente llama al cosquilleo que se siente en el estómago) cuando mis manos y las suyas se rozaron, como lo había hecho otras veces. Y no lo entendí. La verdad, porque sí que me puse contenta al verla, pero no sentí o creí sentir lo que hasta hace poco me hacía sentir.
Mi sorpresa llegó media hora después cuando inesperadamente también apareció mi fisio. Entonces sí que me puse nerviosa, mi corazón latía a mil por hora. Cuando sus manos rozaron las mías, sí que sentí esa acaricia que me llegó hasta el corazón. Así que ahora ya lo tengo claro. Estaba confundida. He abierto los ojos y por fin me he dado cuenta!

P.D.: Tanais sabes que siempre me ha gustado, pero ahora sé lo que realmente siento por ella. Y creo que ella también siente algo por mí porque me ha dicho muchas veces que me deje llevar y no le de vueltas a la cabeza, pero ya sabes como soy! Aunque lo tengo decidido, la próxima vez me dejaré llevar, y sé que si lo hago acabaremos juntas.

3 comentarios:

Tanais dijo...

Entonces...déjate llevar...sin más, llevo un finde de descontrol total...vi tu llamada pero se me pasó llamarte otra vez, la culpa de las blogueras q vinieron y el alcohol, prometo llamarte pronto y me cuebntas. Mil besos niña, espero q estes bien.

marigel dijo...

Hola niña. He vuelto a la blogsfera y he leído todo lo retrasado en tu blog. Ya estoy al día. Respecto a lo que sientes por una y otra...me alegro de que no te hayas aferrado a lo que sentiste por una, que podría impedirte que disfrutaras de lo que ahora sientes por otra. Y no creas que eso es raro. Yo estuve 6 años colgada de una mujer que ya no me "acariciaba por dentro" solo por el hecho de no claudicar, de conseguir que ella me quisiera. Seré toooonta!!!!

JD dijo...

Pues que estas esperando pues?? Dejate llevar y no pienses en nada mas. Es la mejor manera de llevar las cosas y que pase lo q tenga q pasar. un besote