viernes, 28 de noviembre de 2008

Capítulo 7 (II)

A las doce de la mañana su madre entró en la habitación y la despertó. Le dijo que si se levantaba y la acompañaba a comprar o si se iba a quedar en la cama. Tatau le dijo a su madre que le diera unos minutos. Se desperezó y se levantó con una sonrisa. Cogió la ropa y se fue a la ducha.
Mientras desayunaba su madre le dijo que la encontraba contenta. Que suponía que había dormido bien. Tatau le dijo que sí. Que estaba contenta pero que no recordaba qué había soñado. La verdad es que no sabía qué había soñado pero sí sabía porque estaba contenta. Y la razón era Patri. Pero no se lo podía decir. No se lo podía decir a nadie. Ese sería su gran secreto.
Salieron de casa. Su madre hablaba con ella pero ella estaba atontada. No prestaba atención a lo que le decía. Su pensamiento estaba en otra parte, en otro lugar. Su pensamiento era Patri. No se la podía quitar de la cabeza. Le costaba mucho dejar de pensar en ella.
Volvieron a casa. Tatau hizo la comida. Comieron. Después Tatau se fue a la cafetería. Tenía que trabajar. Entró en la cafetería, se cambió de ropa. Cuando salió, se dio cuenta. Su novia estaba de mal humor. Lo sabía, esa cara era inconfundible. No quería ni pensar qué le iba a pasar. Porque cuando estaba de ese humor de perros, siempre terminaba pagándolo ella. Así que suspiró y se dijo para sus adentros, paso de ella.
Mión se dirigió a ella y le dijo que por qué tenía esa cara. Por qué estaba tan contenta. Que no tenía por qué estarlo. Que ella estaba de mal humor y que no quería verla así. Tatau no le dijo nada. Sabía que si le decía algo sería peor. Antes de que se pudiera dar cuenta, ya le estaba montando la bronca. Tatau aguantó el chaparrón.
Respiró tranquila cuando Mión se fue. Pero sabía que la cosa no se iba a acabar ahí y que por la noche cuando fuera a recogerla, la tendría buena. Como había sucedido otras veces, como sucedía siempre. Cuando Mión estaba enfadada con quien fuera, siempre terminaba pagándolo ella. Y tenía miedo. Tenía miedo porque sabía qué iba a pasar. Pero ahora no quería pensarlo. Y volvió a su mente Patri. Le gustaría que fueran pasadas las doce para hablar con ella por el messenger y después igual volvían hablar por teléfono.
Las horas pasaron volando. Había trabajo y no tuvo un momento de respiro. Estaba cansada. De repente miró hacia la puerta y allí estaba ella. Su cara no había cambiado nada. Sabía la que le iba a esperar. No le apetecía nada, así que intentaría que pasara lo antes posible, y la única forma era callarse y no decirle nada. Así terminaría pronto y podría subir a casa.
No se equivocó en nada. La tuvo de órdago con Mión. Y eso que ella no había dicho nada. Apenas había abierto la boca. Estuvo durante media hora chillándole y... Al final arrancó el coche y se fue. Respiró, se secó las lágrimas y subió a casa.
Saludó rápidamente a sus padres. No querían que la vieran así, continuaba llorando. Así que dijo que había sido una tarde muy dura y que se iba directamente a su habitación a dormir. Entró en la habitación y empezó a llorar. No podía dejar de llorar. Se volvió a limpiar las lágrimas y encendió el ordenador. Necesitaba hablar con Patri. Sabía que hablar con ella le sentaría bien.

13 comentarios:

Anubis dijo...

Yo no podría con Mión, vamos que tengo un carácter como para aguantar tonterias, si seguro que si...

Tanais dijo...

Ufffff, eso es un maltrato psicológico en toda regla, que lástima vivir así...espero que se de cuenta de que esa vida no es para ella, merece algo mejor... :(

Canby dijo...

A mi Mion no me cae bien desde el principio y con esto menos,sigo preguntandome q hace con ella,en fin...

Suassi dijo...

Canby, esa es la pregunta del millón!

Anubi ni tu ni creo que nadie debería estar con una persona así.

Tanais, ya sé que es una lástima vivir así, pero hay tanta gente que vive así y peor? Y sin embargo no hacen nada por evitarlo.
Bueno ya sabes al final lo que hizo ella!

Besets

Peque dijo...

Hola Suassi, soy fiel lectora de tu blog... me enganchaste con la primera novela y obviamente, sigo con la segunda...

Gracias x pasarte por mi blog!

Besos ;)

lylo dijo...

Uff pobre Tatau, espero que Patri pueda ayudarla!

Besitos!

pequeño desastre dijo...

Espero que Patri esté ahí conectada para hablar... y sino que la llame directamente.

No, nadie debería aguantar nada así, pero es que nadie debería tratar de esa forma a la persona que se supone es a la que más quiere en el mundo, no?

Besicos =)

Suassi dijo...

así es, pequeño desastre. Pero ya ves, por desgracia existen esa clase de personas!

Besets

Djuna dijo...

Patri, en cuanto se desahogue Tatau, tiene que convencerla de hacer algo que esa no es vida.
Besos

M dijo...

Tal vez para Tatau era lo normal hasta que conoció a Patri. De un momento a otro Tatau dará el paso.

Besos

True_or_false dijo...

Huummm... esto se pone interesante.

Te he dicho alguna vez que me imprimo tus novelas y me las leo en las horas de castellano?¿ jijiji esk en casa no tengo mucho tiempo y allí... al menos me entretengo jijiji

TRUE ][...

Suassi dijo...

No, no me lo habías dicho, pero ya me he dado cuenta de que no eres la única que la imprime. Ya me han dicho varias que lo hacen y algunas incluso las pasan a algún amigo.

Por cierto, ayer me la imprimí toda y la encuaderné. Se la llevé a mi fisio, que está malita. Y me dijo que se la firmara y dedicara. Pero le dije que no, que primero la lea y después ya se la firmaré!!!

Y muchas gracias a todas por seguir mi novela. A ver si hoy me funciona internet en casa y puedo poneros otro capítulo!

Besets

copo dijo...

mira por donde... y no soy la unica.... je je
Ya no me lio mas.. con los personajes enserio.... me lo has dejado muy muy claro.... un beso y estamos ansiosos por que continue...... besetes maja!!!