martes, 13 de enero de 2009

Capítulo 10

Patris vio que Tatau se conectaba. Por fin iba a decírselo.
- Hola –le dijo Tatau-.
- Hola, ya sé quien eres. Te he visto esta tarde.
- Yo también sé quien eres.
- Vaya ah sí?
- Sí, creo que te vi ayer.
- Esta tarde estabas trabajando no?
- Sí, estaba trabajando.
Patri le dio que si trabajaba en esa cafetería. Tatau le dijo que sí. Le explicó lo que estaba haciendo en el interior de la cafetería mientras ella estaba en la terrazita tomándose una coca cola.
Tatau entonces sorprendió a Patri.
- También sé quien eres. Ayer te vi.
- A mí.
- Sí a ti. Estabas también sentada fuera en la terraza.
- Sí, estaba. Pero no te vi, porque si te hubiera visto me lo habría dicho el corazón, como me lo ha dicho esta tarde.
- No, no estaba trabajando. Estaba tomándome una caña en la cervecería de al lado. Te vi sentada y cuando fui a pasar por delante de ti ya no estabas.
- Pues estuve como una hora y media.
- Te vi pasar, te sentaste un momento y después te fuiste.
- Ah ya! Es que me había comprado unas zapatillas y mientras me servían fui a dejarlas en el coche.
- Ya, yo me levanté y fui a pasar por tu lado, pero no estabas. Así que me fui.
- Vaya, pues volví. De todas formas, ya sé quien eres.
- Y yo también.
- Ves cómo tenía razón! Mi corazón no me engaña. Y me he dado cuenta de que el tuyo tampoco.
- El mío tampoco me ha engañado. Me sorprendió que se acelerara cuando te vi.
- Ya, es lo que me pasó a mí. Me quedé mirando a través de la cristalera y te vi en el fondo. Estabas peleándote con unas sillas.
- Peleándome con unas sillas?
- Sí, sí. Las estabas apilando y una de ellas se resistía. No encajaba bien. La quitabas y la volvías a meter, pero no había forma de que encajara.
- Vaya, sí que te has fijado.
- Sí, y me dieron ganas de entrar a ayudarte. Y sobre todo a decirte que era yo. Pero estaba muy nerviosa y además no sabía si estaba o no tu novia.
- No, no estaba. Pero estoy segura que si te hubieras acercado se me hubieran caído todas las sillas.
- Jajaja, ah sí?
- Sí, sí. Estoy segura.
- Sabes...
- Dime.
- Tenía tantas ganas de que te conectaras para decirte que sabía ya quien eras.
- Y yo, también quería decirte que ayer te vi.
- Bueno, pues ahora ya sabemos quienes somos.
- Sí, ya lo sabemos.
- Ahora sólo hace falta que quedemos para saludarnos.
- Uff, eso está más difícil.
- Y eso?
- Por mi novia.
- Ya, pero no estáis haciendo el mismo turno, no?
- No, por?
- Por qué podemos quedar una tarde cuando ella trabaje y tú no.
- Uff, no sé.
- No quieres saludarme.
- Claro, claro que quiero. Pero no sé.
- Cómo que no sabes?
- No sé. Creo que será demasiado tentador.
- Tentador?
- Sí, tentador.
- Por?
- Porque... es que no sé.
- Qué es lo que no sabes?
- Patri, es que estoy sintiendo por ti cosas que no había sentido antes.
- A qué te refieres? –le dijo Patris, aunque sabía la respuesta que le iba a dar-.
- A que ayer cuando te vi, supe que lo que siento por ti...
- ¿Y qué sientes? –le dijo Patris con toda la intención del mundo-.
- Yo... no sé cómo explicarlo.
- Quieres saber qué siento yo?
- Sí.
- Te puedo llamar por teléfono y te lo digo. Creo que es mejor que te lo diga directamente. Prefiero que lo escuches a que lo leas.
- Vale.
Patris cogió el móvil y llamó al teléfono de la madre de Tatau. Ella al primer tono descolgó.
- Hola.
- Hola. Uff, qué difícil va a ser decírtelo. Pero bueno ha sido mía la idea.
- Sí.
- Tatau creo que me estoy enamorando de ti. Y hoy cuando te he visto sé que es cierto.
- Uff, Patris.
- Sé que es complicado. Y sé que no hay nada que hacer, por que tienes pareja. Pero es lo que siento por ti. Te quiero.
Tatau suspiró al escuchar ese te quiero. Nunca se lo habían dicho así. Nunca había sentido lo que sintió cuando Patri pronunció el te quiero.
- Patri yo...
- Perdona Tatau, pero necesitaba decírtelo. Decirte lo que me haces sentir. No sabía si mis sentimientos eran reales o no, pero al verte he descubierto que sí, que son totalmente reales.
- Yo también estoy sintiendo cosas por ti. Me gusta hablar contigo. Y si te soy totalmente sincera se me ha puesto la carne de gallina cuando me has dicho te quiero.
- Tatau, te lo he dicho porque lo siento de verdad.
- Sí, ya lo sé.
- Tatau, nos podemos ver un día de estos.
- Sí, sí, claro, pero está ella.
- Ya lo sé. Y sé que me voy a quedar con las ganas de pedirte un beso.
- Pedirme un beso?
- Sí, pedírtelo porque no me atreveré a dártelo.
- Así que me lo pedirías?
- Sí.
Estuvieron hablando durante un par de horas más. Después como siempre se despidieron.
Ya había pasado tres días y por fin habían decidido quedar. Patris estaba muy nerviosa. Sólo de pensarlo le temblaba todo el cuerpo. Tatau también estaba nerviosa, por dos motivos. El primero porque tenía ganas de hablar con Patris cara a cara; y segundo, por su novia. Si se enterara, madre mía la que le podría armar. Pero estaba decidida y ya había tomado esa decisión.
Quedaron a las ocho de la tarde. En una esquina de una avenida. Cerca de donde vivía Tatau. Patris llegó con el coche. Lo paró y allí estaba Tatau. Subió al coche, se dieron dos besos. Patris estaba totalmente roja. Tatau también. Patris arrancó el coche y se fueron a dar una vuelta. En una calle tranquilita aparcó, apagó el motor del coche. Patris se quedó mirándo fijamente a Tatau y le dijo:
- Lo que siento por ti es totalmente real.
- Ya lo sé, y yo también.
- Tatau.... me....
Tatau no dejó que acabara la frase, se acercó a ella y la besó. Se besaron profundamente. Cuando terminó el beso. Patris le susurró te quiero y le dijo que hacía tiempo que esperaba darle un beso. Volvieron a besarse, se acariciaron. Otro beso, y otro. Durante una hora estuvieron haciéndose carantoñas. Tatau le dijo a Patris que tenía que volver a casa.
Cada vez que podían se veían a escondidas. El amor entre ellas iba creciendo.

11 comentarios:

lylo dijo...

Qué rápido! La primera cita y ya hubo beso..interesante!

Un besito!

Pd: nos Vemos de aqui unos dias!!!

veratz dijo...

wow!!! bonito muy bonito me alegra leer un capitulo mas... no tardes mucho por favor ya que nos facina tu novela esperamos con ansias.
Besos

copo dijo...

que boniiiiittooooooo!!! jooooooooooo!!!!, bueno esto adquiere otro matiz, más real!! quedamos a la espera!!!

Besetes

Peque dijo...

Valio la pena la espera ;)

Besos!

Tanais dijo...

Que fuerteeeeeeeeeeeeeeeee, quiero más!!!!! ayyyyyy! q dirá la novia!!!!! ay! ay! ay!

Lindoro dijo...

Vaya, un capítulo que leo y ya me he enganchado.

Un abrazo a todos

Canby dijo...

Se echaba de menos la historia!!!!!cuanto durara esta alegria???
Besines

M dijo...

Buaaassss, es perfecto.
A ver como sigue....

Un besito

pao dijo...

que lindooooo estaba esperando jaja besotes !!!!

tortuguita dijo...

Nena!!!!!!!!

Estoy intentando encontrar tu mail, no hay manera, si puedes mándame un mail a

latortuguitatat@gmail.com

que quiero contarte cosas!!!!!Así que estuviste por perejil!!!!Qué rabia no haberte pedido mail antes!! Que quiero un autógrafo, que luego te harás famosa y te olvidarás de las tortuguillas terrícolas!!!!!!

pequeño desastre dijo...

Ains...

Sigues???

Besicos