viernes, 11 de marzo de 2011

Perder lo que más quería

A veces no te das cuenta de lo que tienes hasta que lo pierdes. Me pregunto muchas veces por qué no puse remedio antes. La verdad es que no tuve el suficiente valor para hacerlo. Y ahora que lo he tenido me ha costado perder lo que más quería. Son golpes que te da la vida y que te enseñan. Te enseñan a no volver a caer y a no volver a cometer esos mismos errores. He aprendido la lección y sé que aunque la enseñanza ha sido dolorosa, seguiré adelante. No hay más remedio. Hay que seguir caminando. Porque cuando te caes, tienes que levantarte. Hacía tiempo que estaba por los suelos pero no era consciente de ello.
Abrí los ojos al perderte, y ahora que los tengo abiertos te prometo que no volveré a caer.
Las segundas oportunidades existen, eso dicen. Sé que es difícil que la vuelva a tener, pero pase lo que pase -sólo el tiempo lo dirá-, seguiré adelante. Asumiendo mi responsabilidad. Porque la he tenido, y mucha.
Lo único que puedo hacer es darte las gracias por todo. Gracias por estar ahí, gracias por ayudarme. Y sobre todo gracias por haber permitido formar parte de tu vida y dejarme formar parte de la tuya.
Te quiero. Y eso es lo que siento.

4 comentarios:

True_or_False dijo...

Animo la vida sigue. Y cierto las segundas oportunidades existen.

TRUE ][...

Suassi dijo...

Muchas gracias. Sí, la vida sigue y hay que seguir adelante, caminando. Sí, sé que existen de una forma u otra. Y el tiempo dirá lo que nos despara el futuro.
Besets

Tanais dijo...

Espero que se te logre esa segunda oportunidad, ha leido ella este texto? a lo mejor ayudaría...

Un abrazote y ya sabes...aquí estoy para lo que necesites

Suassi dijo...

Sí, lo ha leído.